Última actualización: 25 julio, 2020

Nuestro método

15Productos analizados

14Horas invertidas

11Artículos evaluados

40Opiniones de usuarios

Las cámaras Wi-Fi cuentan con una gran variedad de aplicaciones, más allá de la más habitual es que como sistema de vigilancia. Un uso muy común es como apoyo para el cuidado de bebés y personas mayores. Además, también se pueden emplear para controlar máquinas e instalaciones o incluso para estudiar animales con una cámara oculta.

Se pueden gestionar desde el teléfono móvil a través de las diferentes aplicaciones que ofrecen los fabricantes. Y dadas sus reducidas dimensiones se pueden instalar fácilmente en prácticamente cualquier lugar. Además, en la actualidad, existe una gran variedad de modelos, algunos con precios realmente muy económicos.

Lo más importante

  • Una importante ventaja de las cámaras Wi-Fi es que se pueden controlar y se puede visualizar el contenido que captan a través del teléfono móvil, una tableta o un ordenador personal.
  • Existen distintos tipos de cámara Wi-Fi: fijas, móviles, para interior, para exterior, para vigilancia, cámaras para cuidar bebés y cámaras espía, entre otras.
  • Antes de comprar una cámara Wi-Fi, es importante que tengas claro para qué uso la necesitas. A partir de ahí, ya puedes considerar criterios de compra como la resolución, su capacidad de almacenamiento y las funciones adicionales que incluye.

Las mejores cámaras Wi-Fi del mercado: nuestras recomendaciones

Para empezar, te hemos preparado una selección con cinco de las mejores cámaras Wi-Fi que puedes adquirir actualmente en el mercado. No dejes de echarle un vistazo.

La mejor cámara Wi-Fi para interiores barata

Cámara Wi-Fi con resolución Full HD 1080p, con un ángulo de rotación de 360º y con un precio muy económico. Cuenta con un sistema de detección de movimiento y un sistema visión nocturna con 10 LEDs infrarrojos de 850 nm (nanómetros).

Admite tarjetas microSD de hasta 64 GB (gigabytes) y grabación en la nube. Se puede configurar para que grabe cuando detecta movimiento. Se conecta a Internet a través de conexiones Wi-Fi en la banda de 2,4 GHz (gigahercios) o con cable Ethernet. Y la app es compatible con Android e iOS.

La mejor combinación de cámara Wi-Fi y webcam

Cámara Wi-Fi y webcam con resolución Full HD y con sistema de visión nocturna con un alcance de hasta ocho metros. Permite una rotación horizontal de hasta 360º y un movimiento vertical de hasta 114º. Además, cuenta con un sistema de audio bidireccional.

Dispone de una ranura para tarjetas microSD de hasta 128 GB. Permite la grabación en bucle. También cuenta con alarma de luz y de sonido. Y todo ello a un precio muy económico.

La mejor minicámara espía Wi-Fi

Minicámara espía con conectividad Wi-Fi, resolución Full HD y un amplio campo de visión de 150º. Además, cuenta con sistema de detección de movimiento y de visión nocturna con cinco metros de alcance. Ideal para vigilar despachos o viviendas, ya que pasa totalmente desapercibida.

Las imágenes se pueden ver a través de un teléfono móvil (iOS o Android) o se pueden grabar en una tarjeta de memoria. Puede realizar grabaciones en bucle o en operación simple.

La mejor cámara de seguridad Wi-Fi para exteriores con panel solar

Cámara de seguridad Wi-Fi con panel solar para un funcionamiento totalmente libre de cables. Cuenta con una batería recargable. Soporta resoluciones Full HD 1080p, cuenta con audio bidireccional y con protección IP65.

Dispone de una ranura para tarjetas microSD de hasta 64 GB. Integra un sensor de movimiento PIR que activa la grabación y un sistema de visión nocturna. Se puede utilizar tanto en interiores como en exteriores.

La cámara Wi-Fi con reconocimiento facial con mejor relación calidad-precio

Completa cámara Wi-Fi para interiores de Netatmo con sistema de reconocimiento facial, con un precio muy económico y sin ningún coste de suscripción. Soporta resoluciones Full HD, cuenta con una ranura para tarjetas microSD, con sistemas de visión nocturna y de detección de movimiento.

Envía notificaciones inmediatas al teléfono móvil cuando entra un intruso en la vivienda. Además, es compatible Amazon Alexa, Apple Homekit, el asistente de Google e IFTTT.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las cámaras Wi-Fi

Si estás pensando comprar una cámara Wi-Fi, seguramente te preguntes algunas cuestiones sobre su funcionamiento o sobre los diferentes tipos que existen. En REVIEWBOX.es somos conscientes de ello y, por eso, te hemos preparado sección en la que puedes resolver cualquier duda que puedas tener al respecto.

Una importante ventaja de las cámaras Wi-Fi es que se pueden controlar y se puede visualizar el contenido que captan a través del teléfono móvil, una tableta o un ordenador personal. (Fuente: Grinvalds: 72780014/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas de las cámaras Wi-Fi?

En los últimos años, la demanda de las cámaras Wi-Fi ha experimentado un importante crecimiento. Sin duda, las principales razones de ello hay que buscarlas en la gran cantidad de ventajas que ofrecen y en que su precio se ha reducido de forma considerable.

  1. Suelen ser ligeras y de pequeño tamaño, por lo que se pueden instalar en prácticamente cualquier lugar.
  2. Dado que se pueden conectar a Internet, es posible gestionarlas a través del teléfono móvil.
  3. Se pueden conectar a una gran variedad de dispositivos, como teléfonos móviles, tabletas u ordenadores personales.
  4. Son muy fáciles de utilizar y configurar. De hecho, muchas de ellas son plug and play, siendo la configuración a través de una sencilla app en el móvil.
  5. Puedes guardar las copias de las grabaciones en la nube o en una tarjeta microSD.
  6. Su precio es verdaderamente muy económico, por lo que no tienes que realizar una gran inversión para adquirir una.

foco

De cara a elegir una cámara Wi-Fi, es fundamental que tengas en cuenta las características y las funciones que ofrece la app del fabricante.

¿Para quién es recomendable comprar una cámara Wi-Fi?

Puedes necesitar una cámara Wi-Fi para cuidar un bebé o un niño pequeño, para comunicarte con una persona mayor o dependiente cuando no estás en casa. También si quieres instalar un sistema de vigilancia interior o exterior en una vivienda, negocio u oficina. O para controlar el correcto funcionamiento de una máquina o sistema de producción.

También hay personas que las utilizan para vigilar a sus mascotas. Últimamente, además, cada vez se emplean con más frecuencia para la difusión de eventos en tiempo real. También se han popularizado mucho para promoción turística, ya que permiten mostrar a través de Internet los principales puntos de interés o monumentos.

¿Es lo mismo una cámara IP que una cámara Wi-Fi?

Aunque a menudo muchas personas confunden los términos, lo cierto es que existe una pequeña, pero importante, diferencia entre las cámaras IP y las cámaras Wi-Fi. Entre las primeras, se incluyen todas las que se pueden conectar a Internet, ya sea a través de un cable Ethernet o una conexión inalámbrica.

En cambio, se consideran como cámaras Wi-Fi solo aquellas cámaras IP que se pueden conectar a Internet a través de conexiones Wi-Fi, independientemente de si pueden hacerlo o no a través de una conexión por cable. Para emitir la señal, normalmente cuentan con una antena. En última instancia las dos tienen funciones y aplicaciones similares.

Existen distintos tipos de cámara Wi-Fi: fijas, móviles, para interior, para exterior, para vigilancia, cámaras para cuidar bebés y cámaras espía, entre otras. (Fuente: Amikishiyev: 90812828/ 123rf.com)

¿Qué tipos de cámaras Wi-Fi existen?

Las cámaras Wi-Fi se pueden clasificar en base a diferentes criterios. Se puede diferenciar entre cámaras para interiores, para exteriores o para ambos usos. O entre cámaras de instalación fija y cámaras móviles. Además, según cuál sea su aplicación principal, se distingue entre cámaras de seguridad, cámaras para bebés e incluso cámaras espía (cámaras ocultas).

Criterios de compra

A la hora de comprar una cámara Wi-Fi, nada mejor que contar los criterios de compra adecuados. De esta forma, te resultará mucho más fácil elegir la que mejor se adapta a tus necesidades. En REVIEWBOX.es, hemos seleccionado los siguientes:

Uso que vas a hacer de la cámara

El uso que vayas a hacer de la cámara y la ubicación en la que vayas a instalarla tienen una influencia fundamental en el resto de criterios de compra que debes considerar. Así, si la vas a utilizar como cámara de seguridad para exteriores, necesitas una con una buena protección frente a las inclemencias meteorológicas. Y te conviene que cuente con un sistema de visión nocturna.

Si tiene que cubrir una zona muy amplia, lo más recomendable es una con un amplio campo de visión. Si las vas a usar para cuidar de un niño o una persona mayor, precisas una con un micrófono con audio bidireccional. Si la necesitas para vigilar un despacho, oficina, negocio o una habitación de una vivienda y quieres que su presencia pase desapercibida, nada mejor que una cámara espía.

Las cámaras Wi-Fi suelen ser ligeras y de pequeño tamaño, por lo que se pueden instalar en prácticamente cualquier lugar. (Fuente: Muangmun: 75735076/ 123rf.com)

Calidad de imagen

Como mínimo, deberías elegir una cámara que soporte resoluciones HD de 1280 x 720 píxeles. Por debajo de este valor, la calidad de imagen te va a resultar bastante deficiente. Afortunadamente, a día de hoy, existe una gran variedad de modelos de cámaras Wi-Fi con resoluciones Full HD 1080 a precios muy económicos.

También es importante que compruebes si se trata de un dispositivo con cámara panorámica o no, ya que estas permiten capturar imágenes de buena calidad de amplias extensiones. Además, debes comprobar el alcance y la calidad del sistema de visión nocturna. Especialmente, si la vas a utilizar como cámara de vigilancia.

Funciones adicionales que incluye

Los actuales modelos de cámaras Wi-Fi cada vez son más completos y cuentan con una mayor cantidad de funciones adicionales. Muchas de ellas, vienen incluidas en prácticamente todos los modelos. En cualquier caso, las más importantes son las siguientes.

  • Control remoto: Para girar y mover la cámara a través de la app.
  • Cifrado de seguridad del vídeo: Para asegurarte una mayor privacidad del contenido.
  • Sistema de visión nocturna: Es importante que compruebes su alcance máximo y la calidad de la imagen.
  • Sistemas de detección de movimiento: Es fundamental que tenga la sensibilidad adecuada para evitar falsas alarmas. Pueden ser por software, utilizar sensores o detectar el calor corporal.
  • Posibilidad de realizar grabaciones en bucle: Que te permite sobreescribir las grabaciones cuando se complete la capacidad máxima del sistema de almacenamiento.
  • Compatibilidad con asistentes de voz: De este modo, podrás controlar por la voz con asistentes como Alexa, Siri u otros sistemas similares.
  • Alarma incorporada: Que puede ser por sonido y/o luz, y que puede suponer un importante elemento disuasorio.
  • Micrófono y audio bidireccional: Para facilitar la comunicación con las personas que se encuentren al otro lado de la cámara.
  • Activación por sonido: Algunas cámaras cuentan con un práctico sistema de activación de la grabación cuando escuchan un sonido. Es importante que se pueda configurar adecuadamente para evitar falsos positivos.
  • Sistema de reconocimiento facial: Te asegura una mayor privacidad y elimina los falsos positivos por intrusiones, si bien solo suelen incluirlo los modelos más avanzados.

 Capacidad de almacenamiento

 No es habitual que una cámara Wi-Fi cuente con su propia unidad de almacenamiento. En general, suelen incluir una ranura para tarjetas microSD que es donde guardan los diferentes vídeos grabados o fotografías capturadas. Es importante que compruebes cuál es la capacidad máxima de las tarjetas admitidas.

Ten en cuenta que los vídeos grabados en altas resoluciones ocupan bastante espacio, por lo que idealmente, como mínimo, deberías pensar en una compatible con tarjetas de memoria de 64 gigabytes. En el caso de que la cámara incluya algún sistema de almacenamiento en la nube, deberías comprobar durante cuánto tiempo este servicio es gratuito y/o cuál es su coste.

foco

Las cámaras de seguridad Wi-Fi también tienen una importante función disuasoria.

Resumen

Las cámaras Wi-Fi cuentan con muchas más aplicaciones además de la más evidente como sistema de seguridad. De hecho, en los últimos años cada vez se utilizan más para retrasmitir eventos a través de Internet o para fomentar el turismo instalándolas en lugares emblemáticos. Así, no es de extrañar que su popularidad no deje de aumentar.

A ello, ha contribuido, sin duda, la gran variedad de modelos disponibles y que sus precios sean muy económicos. Además, la gran mayoría soportan resoluciones Full HD, y cuentan con sistemas de visión nocturna y de detección de movimiento. Por supuesto, también existen opciones con prestaciones más avanzadas, entre las que se incluyen los modernos sistemas de reconocimiento facial.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Dedmityay: 112853837/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?