Última actualización: 16 abril, 2020

Nuestro método

13Productos analizados

19Horas invertidas

6Artículos evaluados

72Opiniones de usuarios

No cabe ninguna duda de que los proyectores están de moda. El desarrollo de nuevas tecnologías y la continua reducción de precios que han experimentado han hecho posible que cada vez más personas apuesten por ellos. Ya sea para disfrutar de películas, series y videojuegos favoritos en una pantalla grande o para deleitarse con la experiencia del cine en casa.

En la actualidad, una de las tecnologías que mejores resultados está ofreciendo es la que utiliza fuentes de luz LED (Light Emitting Diode, en inglés). Esta iluminación asegura una mayor durabilidad, es más respetuosa con el medio ambiente y no produce degradación del color o de la imagen. De ahí, que muchos fabricantes estén apostando por los proyectores LED.

Lo más importante

  • Los proyectores LED son aquellos que, en lugar de las tradicionales lámparas de haluro de mercurio, utilizan fuentes de luz LED.
  • Los proyectores LED aseguran una mayor luminosidad, un menor consumo energético y una menor degradación del color de la imagen. Además, es una tecnología que permite diseñar dispositivos ligeros y compactos.
  • De cara a elegir un proyector LED no solo debes pensar en sus características técnicas como la luminosidad, la resolución de la imagen, el brillo y el contraste. Son aspectos que veremos en la última sección, dedicada a los criterios de compra.

Los mejores proyectores LED del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te presentamos la selección de proyectores LED que hemos preparado para ti desde REVIEWBOX.es. La hemos elaborado intentando incluir artículos muy variados. En ella puedes encontrar desde el favorito de los usuarios online hasta un proyector LED para juegos y cine en casa. Eso sí, todos ofrecen una muy buena relación calidad-precio.

El favorito de los usuarios online

El proyector LED APEMAN LC550 no solo es el favorito de los usuarios online, también es un auténtico superventas. Está especialmente indicado para vídeo y para videojuegos. Posee una resolución nativa de 1280 * 720 píxeles, un contraste de 3000:1 y una luminosidad de 4.500 lúmenes.

Además, incorpora unos altavoces duales, que te aseguran una buena calidad de sonido. Y dado su reducido tamaño, lo puedes llevar contigo a cualquier lugar.

La mejor apuesta para habitaciones pequeñas

Un magnífico proyector de la marca coreana LG con la puedes disfrutar de una pantalla de hasta 100″ (pulgadas) proyectando desde una distancia de 38 cm y con una resolución Full HD. Además, es adecuado para ambientes con alta luminosidad gracias a su buen nivel de brillo y a su contraste de 150000:1.

Cuenta con conectividad bluetooth, para que te olvides de los incómodos cables. Y se presenta con un elegante diseño en color blanco.

La apuesta más completa de Philips en un proyector LED de bolsillo

Un estupendo proyector LED de bolsillo con resolución de 854 x 480 WVGA, con un brillo de 170 lúmenes y un contraste de 1000:1. Destaca, además de por su diseño ligero y compacto, por su gran conectividad: HDMI, Wi-Fi, VGA, USB, lector de tarjetas microSD y salida de audio de 3,5 mm.

Además, posee una memoria interna de 4 GB (gigabytes). Sin duda, dadas sus reducidas dimensiones y gran versatilidad, es ideal para llevarlo siempre contigo a cualquier lugar.

La mejor opción para juegos y cine en casa

Un proyector con el que puedes disfrutar de un auténtico cine en casa con resolución 4K compatible con HDR (High Dynamic Range, en inglés) y en un formato 16:9. Además, con un nivel de contraste de 250000:1 y una luminosidad de 2.200 lúmenes ANSI.

Y todo ello en un equipo muy fácil de instalar y con muy buenas opciones de conectividad HDMI 2.0 y HDCP 2.2, y que, además, cuenta con dos altavoces de 5 W (vatios).

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los proyectores LED

A la hora de comprar un proyector LED, es fundamental que tengas en cuenta una serie de cuestiones importantes. No olvides que existen una gran variedad de modelos de proyectores LED y que no todos ofrecen las mismas prestaciones. Por este motivo, en esta sección queremos resolver las dudas más frecuentes de los compradores.

Los proyectores LED son aquellos que, en lugar de las tradicionales lámparas de haluro de mercurio, utilizan fuentes de luz LED. (Fuente: Atamanenko: 132755431/ 123rf.com)

¿Qué son exactamente los proyectores LED?

Se denominan proyectores LED a aquellos que utilizan fuentes de luz LED en lugar de las tradicionales lámparas de haluro metálico. La tecnología LED asegura una vida útil más prolongada y además permite fabricar dispositivos más pequeños. Por esta última razón, es la que se emplea habitualmente para fabricar miniproyectores portátiles.

¿Cómo funcionan los proyectores LED?

Su funcionamiento es similar al de cualquier otro proyector con excepción de la fuente de luz que utilizan. Así, en lugar de una bombilla, los proyectores LED cuentan con un conjunto de LEDs rojos, verdes y azules, que cuando se combinan producen luz blanca de forma muy precisa. Posteriormente, esta luz es procesada para producir las imágenes proyectadas.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los proyectores LED?

Los proyectores LED ofrecen una gran cantidad de ventajas frente a los que utilizan fuentes de luz basadas en lámparas de gas de alta presión, ya sean de mercurio o de xenón. Por supuesto, también presenta algunas limitaciones. Te hemos resumido ambas en el siguiente cuadro.

Ventajas
  • No se produce degradación del color o de la imagen
  • No tienen ningún coste de mantenimiento
  • Se encienden y se apagan al instante
  • Los diodos LED apenas producen calor, por lo que apenas se calientan
  • Suelen ser pequeños y compactos
  • Tienen una alta durabilidad, de más de 20.000 horas
  • Son más respetuosos con el medio ambiente, ya que no usan mercurio
Desventajas
  • Son muy sensibles al voltaje
  • Su precio es más elevado
  • Tienen problemas para representar de forma fiel fuentes de luz puntuales
  • La imagen presenta colores más fríos

¿Qué vida útil tienen las lámparas de los proyectores LED?

La vida útil de las lámparas de los proyectores LED es realmente elevada, de entre diez y veinticinco años con un uso medio de cuarenta horas a la semana. Sin duda, considerablemente superior a la de las lámparas tradicionales que normalmente tienen que ser sustituidas tras aproximadamente mil horas uso.

¿Qué tecnologías utilizan los proyectores LED para generar las imágenes?

Es importante distinguir entre la fuente de generación de luz y la tecnología de generación de imagen. Así, aunque la fuente de luz sea LED el proyector puede emplear diferentes tecnologías para generar las imágenes. Las tres más habituales son las siguientes:

LCD (Liquid Crystal Display, en inglés): Destaca por ofrecer colores muy naturales y muy buena luminosidad. Por el contrario, no presenta valores de contraste tan buenos como los que se logran con los proyectores con tecnología DLP.

DLP (Digital Light Processing, en inglés): Ofrece muy buenos niveles de contraste, una gran nitidez y buenos valores de luminosidad. Así, los proyectores fabricados con esta tecnología son ideales para localizaciones con mucha luz ambiental. Eso sí, ofrecen colores menos fieles a los originales.

LCoS (Liquid Crystal on Silicon, en inglés): Asegura valores de contraste muy buenos, ofreciendo unos negros más profundos y un estupendo nivel de detalle en las zonas más oscuras. Además, la matriz de píxeles es casi imperceptible. Sin embargo, su precio suele ser bastante elevado.

¿Es mejor comprar un proyector LED o uno láser?

No cabe ninguna duda que, al igual que los proyectores LED, los proyectores láser suponen significativo un salto adelante en aspectos como durabilidad, sostenibilidad y, por supuesto, calidad de imagen. Sin embargo, y aunque poco a poco están empezando a consolidarse como una alternativa más para el sector doméstico, su precio aún es un tanto elevado.

En cualquier caso, una opción que está tomando mucha fuerza últimamente es la de los proyectores con tecnología híbrida láser-LED, que permite reducir considerablemente el precio del equipo. Dado que ofrecen una gran durabilidad, son ideales para aplicaciones que van a hacer un uso intensivo del proyector. Además, los hay con resoluciones 4K.

Criterios de compra

Llegada la hora de adquirir un proyector LED, es recomendable que sigas una serie de criterios de compra. Para facilitarte la tarea, hemos seleccionado los que, en nuestra opinión, son los más importantes. Lo hemos hecho con el objetivo de que dispongas de un completa guía de compra con la que ajustar al máximo la relación calidad-precio.

Contenido que vas a ver

Los principales contenidos que puedes visualizar con un proyector LED son vídeos, fotografías, juegos y datos. En general, los proyectores para el hogar suelen ser equipos versátiles con los que puedes ver cualquier tipo de contenido. Sin embargo, si vas a utilizar el proyector habitualmente para un uso determinado, quizá te convenga uno adaptado para el mismo.

Así, para jugar videojuegos, lo ideal es que elijas uno con un buen tiempo de respuesta. Para presentaciones de datos, nada mejor que un proyector empresarial. Si quieres ver cine en casa con la mejor calidad de imagen, puedes apostar por un proyector 4K. O si lo tuyo son las tres dimensiones, también tienes la posibilidad de elegir un proyector 3D.

Los proyectores LED aseguran una mayor luminosidad, un menor consumo energético y una menor degradación del color de la imagen. (Fuente: Jackson: 25151734/ 123rf.com)

Relación de proyección

El factor de proyector o relación de proyección te da una buena idea del tamaño de la pantalla que vas a poder proyectar y desde que distancia vas a poder hacerlo. Durante mucho tiempo, la más extendida ha sido la relación 3:1, que a tres metros de distancia produce una imagen de un metro de ancho.

Sin embargo, en los últimos años, se han popularizado los proyectores de tiro corto que pueden llegar a presentar un factor 0,5:1. Estos equipos son ideales para colocarlos sobre una mesa. Con ellos, puedes disfrutar de un proyector LED mucho más versátil. Estos equipos están especialmente indicados para espacios más reducidos.

Resolución de imagen y relación de aspecto

Lo ideal es que el proyector tenga la misma resolución nativa que el contenido que habitualmente vayas a visualizar con él. Para ver cine en casa, puedes tener suficiente con uno HD o mejor Full HD. Sin embargo, si quieres disfrutar de la mejor calidad de imagen, puedes apostar por un proyector 4K. Por supuesto, el precio es bastante más elevado.

Por otra parte, para jugar a videojuegos o ver películas y series, te convienen relaciones de aspecto de 16:9 o 16:10. La primera es la más extendida, ya que es en la que está todo el contenido de la televisión. Además, en última instancia, los distintos formatos de cine se suelen acabar adaptando a 16:9 para su reproducción en la televisión.

Raimon PongiluppiDirector general de LEDS C4

“En menos de una década, la tecnología LED ha revolucionado por completo el sector luminotécnico”.

Brillo y contraste

El brillo de un proyector sigue se mide en lúmenes y dado que es una magnitud logarítmica, apenas vas a notar pequeñas variaciones de su valor. A modo de referencia, para una habitación de tamaño familiar con poca luz ambiental necesitas uno con, al menos, 2.000 lúmenes. Sin embargo, si hay luz ambiental brillante, deberías pensar en más 4.000 lúmenes.

El contraste es un parámetro complementario al brillo.

Se define como la relación entre el negro más intenso y el blanco más puro. Es importante distinguir entre el contraste nativo (o estático) y el dinámico, ya que el valor del segundo siempre es mucho más elevado. Un buen valor de contraste nativo puede ser de 1.500:1, si bien un óptimo podría ser a partir de 1:2000.

HDR

Los últimos modelos de proyectores de alta gama están empezando a incorporar soporte para HDR. Desde luego, el salto en la calidad de imagen que supone disponer de un equipo que cuenta con compatibilidad con la tecnología de Alto Rango Dinámico es impresionante. Sin embargo, aún es difícil encontrar modelos con el brillo suficiente para aprovecharlo al máximo.

Conectividad

Para empezar, es imprescindible que disponga de, al menos, una entrada HDMI, ya que son las permiten una mayor resolución. Además, transmiten tanto audio como vídeo digital. Por otra parte, la conexión estándar actual de los ordenadores es la DVI. Si lo vas a conectar a un ordenador muy antiguo, tal vez necesites una entrada VGA. No olvides tampoco los puertos USB.

Además, recientemente, también han comenzado a comercializarse proyectores LED con conexión Wi-Fi. Por último, merece una mención especial la función PC Free, con la que cuentan algunos equipos y que les permite proyectar imágenes sin necesidad de estar conectados a un ordenador, haciéndolo desde una unidad USB o una tarjeta microSD.

Resumen

La popularidad de los proyectores LED ha crecido considerablemente en los últimos años. Las principales razones hay que buscarlas en una tecnología que asegura una mayor durabilidad, una mejor eficiencia energética y una menor degradación del color de la imagen. A todo ello, hay que sumarle la considerable rebaja de precio que vienen experimentando.

Es importante no confundir el tipo de fuente de luz del proyector con la tecnología de proyección que utiliza: LCD, DLP o LCoS. Por otra parte, de cara a elegir un proyector LED es fundamental que primero pienses en el contenido que vas a ver con él y que después tengas en cuenta criterios técnicos como el brillo, el contraste y la resolución, entre otros.

Por último, si consideras que esta guía te ha resultado útil en tu proceso de elección, puedes dejarnos algún comentario o compartirla a través de las distintas redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Pangcharoen: 33720318/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primer ordenador, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?