Última actualización: 17 abril, 2020

Nuestro método

9Productos analizados

21Horas invertidas

8Artículos evaluados

72Opiniones de usuarios

La historia del telescopio está ligada a la historia de Galileo Galilei y a la del anhelo del ser humano por entender el universo y por alcanzar las estrellas. Sin embargo, el científico italiano no fue el verdadero inventor de este fantástico instrumento. El artífice de ello fue el no tan conocido óptico holandés Hans Lippershey.

Desde entonces, son muchos los nombres de grandes científicos ligados al desarrollo del telescopio. Algunos tan relevantes como Isaac Newton, Johannes Kepler o Christiaan Huygens. No en vano, si algo ha seguido inalterable a lo largo de todos estos años es la fascinación que produce en el ser humano observar el cielo. Y qué mejor forma de hacerlo que con un telescopio.

Lo más importante

  • En general, se suele diferenciar entre telescopios terrestres y telescopios astronómicos. De estos últimos, existen tres tipos: los telescopios astronómicos refractores, los reflectores y los catadióptricos.
  • La apertura es probablemente la característica más importante de un telescopio, ya que determina la cantidad de luz que puede entrar en el instrumento. Un mayor nivel de apertura implica una imagen más nítida.
  • Si vas a comprar un telescopio, lo primero que debes tener claro es el uso que vas a hacer de él. Después, tienes que considerar su apertura, su distancia focal, su aumento máximo y el tipo de montura con la que cuenta.

Los mejores telescopios del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te presentamos la selección de telescopios que hemos preparado para ti desde REVIEWBOX.es La hemos elaborado intentando incluir artículos muy variados. En ella, puedes encontrar desde el favorito de los usuarios online hasta nuestra apuesta por un telescopio para principiantes. Eso sí, todos ofrecen una muy buena relación calidad-precio.

Svbony SV28, el favorito de los usuarios online

El Svbony SV28 es un telescopio terrestre que destaca por tener un precio realmente económico. Posee una apertura de 70 mm y cuenta con un potente prisma de porro BAK4. Se puede ajustar para ofrecer un nivel de aumentos de 25x y de 75x.

Además, es a prueba de agua y de niebla, y viene con un adaptador para teléfonos móviles. Se trata de un instrumento ideal tanto para observar aves como para una observación básica de cuerpos celestes.

Celestron AstroMaster 130EQ-MD, nuestra apuesta para principiantes

El Celestron AstroMaster 130EQ-MD destaca por su gran relación calidad-precio. Se trata de un telescopio del tipo refractor, ideal si quieres iniciarte en la observación astronómica. Su apertura es de 130 mm y su relación focal es de f/5.

Cuenta con una montura ecuatorial y un motor de accionamiento para el seguimiento automático rápido. Y se presenta en un diseño compacto y ligero para que puedas transportarlo fácilmente.

Orion SkyQuest XT10 Classic, nuestra recomendación para usuarios avanzados

El Orion SkyQuest XT10 Classic es un telescopio del tipo reflector y con montura Dobson para que solo tengas que apuntar y disfrutar del cielo. Se trata de un telescopio con una gran apertura de 254 mm.

Viene con un enfocador Crayford de 5,08 cm, con un ocular Sirius Plossl de 25 mm y con una mira réflex EZ Finder II. Todo ello a un precio económico para las prestaciones que ofrece. Eso sí, pesa 24 Kg, por lo que no se puede transportar fácilmente.

Sky-Watcher Evostar, una gran relación calidad-precio

Telescopio del tipo refractor especialmente indicado para principiantes, para la observación de lunas, planetas, nebulosas y galaxias. Posee una apertura de 90 mm, una distancia focal de 900 mm y una relación focal de 10.

Tiene una montura ecuatorial y viene con dos oculares de 10 mm y 25 mm y un trípode de aluminio ajustable entre 70 cm y 120 cm. Se presenta en un elegante diseño plateado y en color negro y es realmente fácil de usar.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los telescopios

A la hora de comprar un telescopio, es fundamental que tengas en cuenta una serie de cuestiones importantes. No olvides que existe una gran variedad de modelos de telescopio y que no todos ofrecen las mismas prestaciones. Por esta razón, en esta sección nos proponemos contestar a las principales preguntas que te puedan surgir.

Astrónomo con telescopio

Los telescopios están compuestos de una serie de elementos, cada uno con una función concreta dentro del instrumento. (Fuente: Victor Kuznetsov: 83652201/ 123rf.com)

¿Qué son exactamente los telescopios?

Los telescopios son instrumentos de carácter óptico diseñados para observar objetos lejanos, especialmente cuerpos celestes como planetas o estrellas. Son, por tanto, una herramienta fundamental en la astronomía, por lo que su desarrollo ha estado muy ligado a esta disciplina científica. También se utilizan habitualmente para realizar observaciones terrestres.

¿Qué elementos componen los telescopios?

Los telescopios están compuestos de una serie de elementos, cada uno con una función concreta dentro del instrumento. A continuación, te explicamos los más importantes.

  • Objetivo: Que puede ser una lente o un espejo. Es el elemento a través del cual entra la luz en el telescopio, por lo cual cuanto mayor sea su apertura o diámetro, mayor es la cantidad de luz que es capaz de captar.
  • Buscador: Posee la forma de un pequeño telescopio y permite localizar y fijar el objeto que se está observando.
  • Tubo: Es la parte principal del telescopio y sobre la que se ubican la mayoría de sus elementos.
  • Ocular: Situado en el foco y con la función de ampliar o reducir la imagen ampliada.
  • Montura: Es la parte en la que se une el trípode al tubo y, por tanto, la que sostiene al telescopio.
  • Trípode: Sirve como soporte del telescopio dándole estabilidad.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los telescopios?

Los telescopios ofrecen una gran cantidad de ventajas, al mismo tiempo que también presentan algunos inconvenientes. Puedes conocer tanto las unas como los otros en la siguiente tabla que hemos preparado.

Ventajas
  • Son el instrumento ideal para iniciarse en la astronomía
  • En la actualidad, existe una gran variedad de modelos
  • Es posible encontrar telescopios realmente económicos
  • Con ellos, es posible aprender y enseñar de una forma divertida y amena
  • Se pueden utilizar tanto para observaciones astronómicas como terrestres
  • Los modelos para principiantes no tienen un precio muy elevado
  • Ofrecen mejores prestaciones que los prismáticos
Desventajas
  • En general, es necesario montarlos, si bien no es una tarea muy complicada
  • Es preciso disponer de, al menos, algunos conocimientos básicos

¿Para quién es recomendable comprar un telescopio?

Los telescopios son especialmente recomendables para los amantes de la naturaleza. Estos utilizan tanto los prismáticos como los telescopios terrestres para realizar observaciones de la fauna salvaje a distancia. Sin embargo, lo cierto es que su uso principal y más habitual es para observar los cuerpos celestes.

Y es que no cabe duda de que los telescopios astronómicos son el instrumento perfecto para iniciarse en el mundo de la astronomía. Son también un regalo fantástico para niños y adolescentes. Eso sí, para estos fines los prismáticos suponen una alternativa interesante y más económica. En el siguiente enlace puedes encontrar una completa guía sobre prismáticos.

¿Qué tipos de telescopios existen?

En la actualidad, podemos diferenciar diferentes tipos de telescopios. Por una parte, están los de uso terrestre y, por otra, los telescopios astronómicos. Estos últimos, a su vez, se pueden diferenciar en telescopios astronómicos refractores, reflectores y catadióptricos. En el siguiente cuadro puedes ver las principales características de cada uno de estos tres tipos.

Telescopios astronómicos refractores Telescopios astronómicos reflectores Telescopios astronómicos catadióptricos
Elementos que los componen Están compuestos exclusivamente por lentes. Emplean espejos curvos. Están compuestos por una combinación de lentes y espejos.
¿Qué puedes observar con ellos? Son ideales para observar la luna y los planetas, si bien no enfocan adecuadamente las nebulosas y otros objetos del cielo profundo. Son ideales para observar las nebulosas y las galaxias lejanas. Son la mejor opción para la observación del cielo profundo y para la astrofotografía. Son una opción excelente para observaciones terrestres, para ver los planetas, la luna y las estrellas.
Características principales Requieren un menor mantenimiento. Son muy fáciles de utilizar y de construir. Su calidad óptica es menor que la de los refractores. Tienen una mayor capacidad para enfocar.
Transporte Las lentes no se desalinean al transportarlos. Son más grandes y más pesados. Su diseño compacto los hace fáciles de transportar.
Precio Más caros que los telescopios reflectores. Son los más económicos. Son los más caros de los tres.

¿Cuál es la función del telescopio pequeño o “buscador”?

Como bien indica su nombre, la función principal del “buscador” que incorporan habitualmente los telescopios es la de ayudarte a apuntar con el telescopio al objeto celeste que deseas observar. Se trata, por tanto, de un accesorio fundamental para su funcionamiento. Se caracteriza por ofrecer una potencia baja y un campo visual bastante alto.

¿Qué cuerpos celestes se pueden ver con un telescopio para principiantes?

Con un telescopio para principiantes puedes observar lunas, planetas, galaxias y nebulosas. Lógicamente, la nitidez con la que lo harás dependerá de la calidad del instrumento del que dispongas. En cualquier caso, el objeto solar más fácil de observar es la luna, gracias a su tamaño y a su brillo, y a que es el que está más cerca de la Tierra.

El mejor momento para hacerlo es durante las fases crecientes o menguantes. En la luna, vas a poder ver sus distintos accidentes geográficos: mares, valles y cráteres, entre otros. En cuanto a los planetas, en general los que mejor vas a poder apreciar son Venus, Marte, Júpiter y Saturno. También vas a poder observar estrellas, cometas, cúmulos, galaxias y nebulosas.

Telescopio al aire libre

Los telescopios son especialmente recomendables para los amantes de la naturaleza. (Fuente: Claudio Ventrella: 47673450/ 123rf.com

Criterios de compra

Si estás considerando la posibilidad de adquirir un telescopio, te interesa conocer cuáles son los principales de criterios de compra que te conviene tener en cuenta. A tal efecto, hemos seleccionado los que a nuestro juicio son los más importantes. Lo hemos hecho con el fin de que puedas ajustar al máximo su relación calidad-precio.

  • Uso que vas a hacer del telescopio
  • Apertura del telescopio
  • Distancia focal
  • Aumento máximo
  • Montura

Uso que vas a hacer del telescopio

Vas a necesitar un tipo de instrumento diferente para realizar observaciones terrestres del que precisas para hacer observaciones astronómicas. Es más, según el tipo de objeto astronómico que quieras observar te va a convenir más un tipo de telescopio u otro. Por este motivo, este es el primer y principal criterio de compra que debes considerar.

Del mismo modo, tampoco es lo mismo comprar un equipo para un uso más profesional que uno para iniciar a tus hijos en el fascinante mundo de la astronomía. Si lo que quieres es un telescopio para principiantes, te conviene elegir uno económico y fácil de utilizar. Un modelo ideal para ello es el Sky-Watcher Evostar 90.

Mujer con telescopio

Con un telescopio para principiantes puedes observar lunas, planetas, galaxias y nebulosas. Lógicamente, la nitidez con la que lo harás dependerá de la calidad del instrumento del que dispongas. (Fuente: Allexxandar: 47066493/ 123rf.com)

Apertura del telescopio

Es quizá la característica más importante de un telescopio. La apertura de la lente determina la cantidad de luz que puede entrar en el instrumento. De este modo, cuanto mayor sea la apertura, mayor será la nitidez de la imagen que ofrecerá. Normalmente, su valor se suele expresar en milímetros (mm).

Si bien en algunos casos puede aparecer en centímetros (cm).

Una opción interesante para empezar puede ser un telescopio refractor con una apertura entre 60 y 90 mm. O bien uno reflector con una apertura entre 100 y 200 mm. Para presupuestos un poco más altos, se pueden acotar un poco más los márgenes y dejarlos entre 80 o 90 mm en el caso de los telescopios refractores y en torno a 150 mm para los del tipo reflector.

Distancia focal

La distancia focal es otra de las características de los telescopios que no puedes pasar por alto. Indica la distancia que existe entre el foco del telescopio y la lente o espejo. Está relacionada tanto con la longitud del tubo como con la relación focal. Esta última indica la relación entre la distancia focal y la apertura.

Si la relación focal es corta (inferior a 6), el telescopio es luminoso y, por tanto, es mejor para mostrar objetos débiles, como nebulosas o galaxias. Por el contrario, si es larga (superior a 8), es buena para observar los astros del sistema solar. Para principiantes, una buena relación focal es una comprendida entre 5 y 10.

Michiu KakuFísico teórico estadounidense

“La introducción del telescopio en el siglo XVII marcó la primera revolución en la cosmología. Con la ayuda del telescopio, Galileo Galilei, a partir de la obra de los grandes astrónomos Nicolás Copérnico y Johannes Kepler, pudo abrir los cielos por primera vez a la investigación científica seria”.

Aumento máximo

En general, como norma se suele decir que el límite de los aumentos debe ser el doble de la apertura en milímetros. A fin de cuentas, no tiene mucho sentido adquirir un telescopio con un gran aumento si la imagen no es nítida. Además, lo cierto es que en última instancia el aumento no depende del telescopio en sí, sino del ocular.

Por ello, es muy importante que cuentes con un ocular con pocos aumentos, pero que ofrezca un gran campo visual (uno con entre 25 mm y 40 mm de apertura). A menudo, este tipo de oculares no suelen incluirse con el telescopio, por lo que probablemente tendrás que comprarlo aparte cuando adquieras el telescopio o más adelante.

Montura

De nada te sirve una buena óptica si no la acompaña una montura firme. Una montura inestable o que no permite realizar movimientos de forma precisa hace muy difícil la observación. Los tres tipos de monturas más habituales son: la montura azimutal, la ecuatorial y los sistemas de búsqueda computerizada. Puedes saber más sobre ellas en el siguiente cuadro.

Azimutal Ecuatorial Sistema de búsqueda computarizada
Características Con ella es posible realizar directamente los movimientos horizontal y vertical. Se usa ajustando su eje en paralelo al eje de rotación de la Tierra. Gracias a sus componentes electrónicos el proceso de búsqueda de los cuerpos celestes es realmente sencillo.
Ventajas Sencilla, ocupa poco espacio y su precio es más económico. Se puede realizar el seguimiento de un astro únicamente girando una rueda. Busca y sigue los distintos objetos celestes.
Inconveniente Se deben seguir los astros de forma manual. Su precio es más elevado. Además, ocupan más espacio.

Precisa aprender a manejarla.

Precio mucho más elevado.

Precisa de orientación antes de cada sesión.

Resumen

Los telescopios son los instrumentos por excelencia para observar el cielo y los distintos cuerpos celestes. Con ellos es posible ver estos objetos a plena oscuridad. Su propia historia es realmente fascinante y está ligada a la de grandes científicos, como Galileo o Newton. Sin embargo, este no es su único uso.

También se emplean con frecuencia para observaciones terrestres. En cualquier caso, sea el que sea el uso que vayas a darle al telescopio, resulta esencial que conozcas sus características fundamentales y que tengas en cuenta una serie de criterios de compra, como la apertura, la montura o la distancia focal.

Por último, si consideras que esta guía te ha resultado útil en tu proceso de elección, puedes dejarnos algún comentario o compartirla a través de las distintas redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Claudio Ventrella: 47673436/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primer ordenador, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?