Última actualización: 16 abril, 2020

Nuestro método

12Productos analizados

20Horas invertidas

8Artículos evaluados

73Opiniones de usuarios

Si pasas horas delante del ordenador trabajando en programación o en cualquier otro asunto, quizá estés empezando a notar cómo tu mano se resiente. En un principio, puede parecerte una nimiedad, pero si insistes en seguir forzando la máquina, las consecuencias pueden ser nefastas. De los leves dolores y los hormigueos, puedes pasar a una seria pérdida de movilidad.

Sin embargo, existe una solución para este problema; los mejores trackballs del mercado. Gracias a su ergonomía, evitan condiciones tan incapacitantes como la tendinitis, así como reducen la aparición de complicaciones relacionadas con el túnel carpiano. Con ellos, utilizar durante largas horas un ordenador no supondrá inconveniente alguno.

Lo más importante

  • Los trackballs son ideales para personas que pasan largas horas frente al ordenador, así como para aquellos que buscan precisión porque se dedican a la programación o bien al mundo de los videojuegos.
  • Existen modelos de trackballs para zurdos, así como otros con diseños inclinados o verticales. Estos últimos ofrecen una ergonomía superior, ya que fuerzan aún menos brazo y muñeca.
  • Entre los criterios de compra, debes pensar si quieres uno de los mejores trackballs inalámbricos o no. Sopesa el gasto adicional en pilas. Repasamos este y otros criterios al final del contenido.

Los mejores trackballs del mercado: nuestros favoritos

Al igual que poseer una buena CPU es crucial para el rendimiento óptimo de un ordenador, un ratón trackball es innegociable para aquellos que tienen problemas en las manos o muñeca o, inteligentemente, buscan evitarlos. Por ello, a continuación recogemos los que, a nuestro parecer, son los cuatro mejores trackballs del mercado actual. ¡Abre los ojos y pon atención!

Perixx: El mejor trackball barato del mercado

Por un precio irrisorio —en torno a unos 15 €—, tienes este magnífico trackball barato. Gracias a su diseño vertical, mantiene una postura natural de la muñeca, lo que ayuda a eliminar la presión sobre la zona del túnel carpiano.

Posee un acabado con seis botones, así como una conexión inalámbrica 2.4 GHz con un alcance de hasta 10 m. En cuanto a su tamaño, está enfocado a manos de tamaño medio o grande.

Logitech: El mejor trackball inalámbrico de la actualidad

Con un excepcional diseño ergonómico, el trackball permanece fijo, lo que hace que no tengas que mover el brazo para desplazar el cursor. Al ser de diseño inalámbrico, ofrece una movilidad total.

Por otro lado, su diseño compacto es ideal para mesas donde el espacio no sobra. Además, es muy querido entre los usuarios online, pues posee casi seiscientas valoraciones con una nota media de 4.5/5 estrellas.

Kensington: El mejor trackball para zurdos

La propuesta de Kensington es uno de los mejores trackballs de gama alta. En este caso, su diseño rompe con los estándares del mercado y ofrece un formato cuadrado con cuatro botones multifunción y una bola en el centro.

Eso sí, gracias a que la bola es óptica, el control es superior al de la mayoría de ratones trackball baratos. La única pega es que no es inalámbrico, aunque por su calidad y lo que te permite ahorrar en pilas, poco importa.

Logitech: El mejor ratón trackball en términos de relación calidad-precio

Este económico ratón trackball presenta un diseño ergonómico de gran calidad. Gracias a sus formas redondeadas y a sus materiales suaves, protege tu muñeca, que no se resiente por muchas horas de trabajo que tenga por delante.

Por lo demás, posee cuatro botones programables, así como tecnología óptica Marble. Con ella, puedes trabajar prácticamente sobre cualquier superficie sin que ello afecte a la fluidez de movimientos.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los trackballs

Si trabajas en diseño gráfico o en programación, necesitas una herramienta que te permita operar de forma fluida y que además no suponga un problema para tus dedos o muñecas. Por otro lado, si tienes pensado pasar largas horas frente al ordenador, más de lo mismo. Pero antes de comprar uno de los mejores trackballs baratos o de gama alta, debes conocerlos bien.

Hombre utilizando trackball

Los trackballs para zurdos sitúan la bola en el lado contrario. Los modelos cuya bola se sitúa en el centro sirven tanto para diestros o zurdos. (Fuente: Thematthewknot: 5016072907/ Flickr.com)

¿Qué es exactamente un ratón trackball?

El trackball («bola de seguimiento» en español) es un periférico o dispositivo apuntador semifijo. Posee una bola incrustada. Dicha bola está contenida en un receptáculo. A este se le unen una serie de sensores que procesan la rotación de la bola. Después, la transmiten a la pantalla del ordenador del mismo modo que haría un ratón de ordenador al uso de tipo mecánico.

Esto explica la calificación de «semifijo», pues para mover el cursor por la pantalla, no necesitas desplazar el ratón, sino, únicamente, la bola. Por lo tanto, los mejores trackballs se adaptan como pocos a espacios de acción reducidos. Además, suelen ofrecer diseños muy ergonómicos, por lo que permiten usarse durante horas sin que ello provoque cansancio o lesiones.

¿Qué ventajas y desventajas tienen los mejores trackballs?

Aunque en el apartado anterior ya recogimos algunas de las ventajas que presentan los mejores trackballs baratos o de gama alta, todavía queda tela que cortar. Si eres programador o pasas largas horas frente al ordenador, basta con que eches un vistazo a la siguiente tabla y termines de convencerte. En ella, recogemos los pros y los contras, así que, ¡presta atención!

Ventajas
  • Económicos
  • Duraderos
  • Diseños ergonómicos
  • Cómodos
  • Máximo control
  • Gran configurabilidad
  • Gran rendimiento en espacios mínimos
  • Precisión elevada
  • Modelos adaptados tanto a diestros como zurdos
Desventajas
  • Exigen un periodo de adaptación
  • Destinados a manos de tamaño medio-grande

¿Cuál es la función de un trackball?

Los trackball ofrecen un control total al usuario. Al tener el eje de traslación entre tus dedos, dirigir el curso de manera precisa y cómoda es mucho más fácil. Sin embargo, el máximo rendimiento de este periférico se saca en determinados escenarios. Si vas a usar el ordenador para poner Netflix y contestar correos, un ratón trackball te sobra. Si no, depende de:

  • Superficies inestables, reducidas o irregulares: Los ratones inalámbricos suelen funcionar a la perfección en superficies planas y regulares. Sin embargo, cuando los sacas de ahí, su eficacia se tambalea. Con un ratón trackball, solo necesitarás de un lugar donde colocarlo, ya que la movilidad está concentrada en la bola.
  • Programación y otros campos con largas horas de trabajo detrás: El brazo y la muñeca agradecen, en las largas jornadas, que el espacio que necesita el trackball para operar no tenga que ser amplio. ¿A que te suenan situaciones en las que el puntero deja de avanzar y te ves obligado a levantar el ratón para ponerlo nuevamente en el centro? Con los trackball, no tendrás este problema.
  • Videojuegos: Aunque no es lo habitual, el usar un trackball con ordenadores portátiles gaming puede suponer la diferencia entre una victoria y una derrota. Con la libertad de movimientos que te ofrecen las bolas de este tipo de ratones, así como con su precisión, resultan ideales para juegos deportivos o incluso shooters. Recuerda que, en ellos, un mínimo fallo puede resultar crucial.
Trackball a la par de un teclado

Los mejores trackballs baratos o de gama alta ofrecen una ergonomía sin precedentes.
(Fuente: Jens kuu: 3250414550/ Flickr.com)

¿Qué diferencias hay entre un ratón trackball y un trackpad?

Mucha gente se pregunta qué diferencia hay entre un trackpad y un trackball. Cabe decir que los trackpad son como los touchpads, pero exclusivos de los ordenadores portátiles Apple. Se trata de un dispositivo integrado en el portátil para controlar todo lo que ocurre en este mediante tecnología multitáctil. Existen trackpads externos inalámbricos, pero no es lo habitual.

Trackball Touchpad
Tipo de periférico Externo Incorporado en el ordenador
Grado de precisión Alta Media-baja
Ergonomía Alta Baja
Enfocado a Usos prolongados, programación o videojuegos Uso limitado y tareas cotidianas
Propio de ordenadores Encaja bien con cualquier opción Portátiles

¿Puedo usar un trackball si soy zurdo?

Con el trackball de Kensington creemos que respondemos de sobra a la pregunta. Se trata de un ratón trackball de gama alta con una bola que, al estar en el centro, permite controlarse con ambas manos sin ningún tipo de problema. Su diseño ergonómico, además, permite usarlo de manera cómoda durante largas horas, lo que potencia sin duda la productividad.

Por lo tanto, no tienes de qué preocuparte.

Este tipo de opciones son muy abundantes. También hay versiones para zurdos de los modelos estándar que sitúan la bola en el lateral contrario a donde se coloca en las versiones para diestros. Aunque estas opciones son menos habituales, no te costará demasiado encontrar una que se adapte a tus necesidades.

Criterios de compra

Como habrás podido comprobar, los mejores trackballs son una opción ideal en caso de que seas programador o juegues a videojuegos que exijan una alta precisión. O, simplemente, si pasas largas horas delante del ordenador. Con ellos, tus muñecas y brazos estarán protegidos. Pero para comprar el adecuado, debes seguir una serie de criterios de compra. ¡Te los contamos!

Mano hábil

Este factor es el más importante. Si eres zurdo, muchos de los modelos que se ofrecen no te servirán. Sin embargo, ratones trackball como los de Kensington son universales, ya que la bola está instalada en el centro, con los botones alrededor. De este modo, da igual que seas zurdo o diestro. En caso contrario, sí que deberás asegurarte de que encaja con tu mano hábil.

Hombre con trackball

Si buscas precisión y un aumento considerable de la productividad, los trackballs son una opción innegociable. (Fuente: Infilmity: 4461478911/ Flickr.com)

Inalámbrico o alámbrico

La tecnología avanza en aras de la comodidad. Es por ello que los productos son cada vez más ergonómicos, simples y eficientes. Para este objetivo, los cables sobran. Por ello, dispones de trackballs inalámbricos. Eso sí, exigen un gasto adicional en pilas. Teniendo en cuenta que el trackball apenas necesita espacio para operar, quizá no pase nada porque sea alámbrico.

Botones

En función de para qué quieras uno de los mejores trackballs baratos, deberás decantarte por más o menos botones. Además, debes asegurarte de que estos están colocados de modo que el control te sea cómodo, así como de que sean configurables al 100 %. En programación o uso de videojuegos, esto puede marcar la diferencia entre más o menos productividad o victorias.

Diseño

Últimamente, se han comercializado todo tipo de modelos: desde trackballs cuya bola se sitúa en el centro hasta opciones verticales o inclinadas. Estas últimas son el paradigma de la ergonomía. Los trackballs verticales son mucho más saludables, ya que, para usarlos, el brazo está siempre en su posición natural. De todas formas, los horizontales también cumplen.

Andrés RuízPeriodista de GeekNo

“Los trackball son una gran opción si quieres tener un control algo más cómodo respecto al clásico ratón”.

Sensibilidad

El DPI o «puntos por pulgada» es el grado de respuesta del cursor. Seguramente, te habrá pasado más de una vez que con un suave movimiento llevas el curso al otro extremo de la pantalla, lo que te ha obligado a ajustar la configuración a niveles más sensatos. En el caso de los trackballs, recomendamos buscar opciones con al menos tres configuraciones DPI.

Resumen

Para la gente que pasa largas horas frente al ordenador, o se dedica a la programación o al mundo de los videojuegos —por lo que necesita periféricos de gran precisión—, existen los trackballs. Gracias a su ergonomía y eficiencia, permiten aumentar la productividad sin que ello repercuta en la salud de tus brazos y muñecas. La variedad de modelos, además, es apabullante.

Pero para adquirir el ratón trackball que realmente necesitas, debes comprar en base a unos criterios. Entre ellos, destaca el de la mano hábil y el diseño. Si eres zurdo, no podrás comprar cualquier modelo. Por otro lado, existen opciones verticales que ayudan aún más a cuidar la salud del brazo o muñeca. Si sigues nuestros consejos, ¡darás en el clavo seguro!

Nosotros ponemos punto y final con la esperanza de haberte ayudado. Si ha sido así, ¡no dudes en hacer un comentario o compartir este contenido en tus redes sociales con conocidos, amigos y familiares!

(Fuente de la imagen destacada: T-t: 91090762/ Flickr.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Sergio Fernández Filólogo y editor
A la hora de escribir, doy lo mejor de mí cuando me toca analizar productos del hogar, tecnológicos y relacionados con el mundo animal. Porque ¿qué sería de la vida sin ellos? En cuanto a mi vida personal, no concibo el mundo sin los discos de vinilo, la poesía de Jaime Gil de Biedma, mis dos gatos (Molly y Cohen) y el clutch time de la NBA.